Sobre Anaïs Berck

cropped-user2358paardebloem_kl.jpgNL * FR * EN

Anaïs Berck es una registradora del árbol.

Anais Berck es un seudónimo y representa una colaboración igualitaria entre personas, algoritmos y árboles. Como colectivo, abren un espacio en el cual la inteligencia humana se pone al mismo nivel que la inteligencia vegetal (cfr Stefano Mancuso) y la inteligencia artificial (cfr Ray Kurzweil e.a.).

Al poner el árbol y sus representaciones en el centro de sus obras, y al acoger los algoritmos no al servicio de un objetivo comercial basado en la optimización, sino al servicio de la naturaleza, estas inteligencias crean narraciones que, por supuesto, hablan de los árboles, pero también de la clasificación, de los métodos de normalización, de los efectos de las culturas dominantes y de las historias de colonización. Y de una manera casi espontánea, plantean la cuestión del lugar y la perspectiva del ser humano. El concepto del árbol, por ejemplo, que incluso los niños pueden indicar fácilmente en la vida física, es un desafío para los programadores en el mundo digital.

En el trabajo de Anaïs Berck, los algoritmos salen desde detrás de su interfaz y cuentan sus historias sobre las técnicas, la gente y los árboles con una “voz desnuda”. El resultado son experiencias poéticas dadaístas, que también son instructivas.

El trabajo de Anaïs Berck es el resultado de años de investigación artística sobre algoritmos, texto e identidad de los árboles. Esta investigación se desarrolló en el contexto de las organizaciones de arte de Bruselas Constant, Fo.am, De Pianofabriek; y Algolit, un grupo de trabajo artístico sobre código y texto F/LOSS que se reúne mensualmente en Bruselas.